Plantea en tu Comunidad de Vecinos las ventajas de aislar

Plantea en tu Comunidad de Vecinos las ventajas de aislar
Plantea en tu Comunidad de Vecinos las ventajas de aislar

Si crees que en tu comunidad de vecinos se podría grabar un capítulo de “La que se avecina”, no te preocupes, ellos no serán un impedimento para aislar tu vivienda. Tampoco es necesario que os pongáis todos de acuerdo. Ecoisola ofrece descuentos progresivos en función del número de viviendas a aislar en un mismo edificio. A continuación te explicamos algunas de las ventajas de tener una comunidad de vecinos razonable a la hora de aislar.

Puedes ir por libre. Las decisiones dentro de tu vivienda sólo las decides tú; por tanto, bien si vives en un edificio construido antes de 1979, en ruina energética, o bien si lo haces en uno nuevo en el que las cámaras de aire están sin sellar del todo, puedes hacer que tu casa sea más confortable sin preguntar a nadie. Además, apenas necesitarás realizar obra para aislar.

Existe también la opción intermedia. En ella la Comunidad de Vecinos no se pone de acuerdo para efectuar mejoras de aislamiento en las zonas comunes, pero sí hay unos cuantos vecinos que quieren aislar su vivienda. En este caso disfrutaréis de descuento asegurado. A partir de dos viviendas de un mismo edificio Ecoisola hace descuento. Cuantos más vecinos seáis, más descuento conseguiréis.

Pídenos Presupuesto

Por último, está el supuesto en el que toda la Comunidad de Vecinos tiene claro que necesita mejorar el aislamiento del edificio. Los vecinos quieren mejorar la eficiencia energética y mantener el calor en invierno y el fresquito en verano. En este caso, además de conseguir el máximo descuento posible, se potenciará el aislamiento de cada vivienda a través de las zonas comunes del edificio. Éstas mejorarán y dejarán de ser puntos negros por donde se escapa el dinero de la calefacción o aire acondicionado. (Sigue leyendo tras la imagen)

aislar-edificios-comunidad-vecinos

  • Ventajas de aislar el edificio además de tu vivienda
  1. Primeros Pisos o Porches. Si vives en un primer piso con soportal, porche o lonja vacía debajo, sabes muy bien de lo que hablamos. Este problema se acentúa en los edificios nuevos. Muchas de ellas tienen estructuras que dejan al aire el suelo de la primera vivienda. Hay que analizar cada caso, pero, en muchos de ellos la Comunidad debe responsabilizarse de este tipo de mejoras. Soluciones para el aislamiento de primeros pisos con soportales.
  2. Tejados o forjados. Los forjados son estructuras que se encuentran entre el tejado y el último piso. Son frecuentes también en las nuevas construcciones y muchas veces están vacíos. Los últimos pisos sufren especialmente el problema del calor sofocante en verano. Existen diferentes soluciones, en función del tipo de tejado de la vivienda, para mitigar estos inconvenientes.
  3. Aislar por el exterior. En caso de que la Comunidad de Vecinos se ponga de acuerdo, o dé permiso, se podrán realizar trabajos de aislamiento por el exterior. Ecoisola analiza cada caso y explica a los vecinos las ventajas y posibilidades de cada tipo de aislamiento.

Todos los edificios tienen puntos débiles, que se suelen acumular en las zonas comunes. Además, hay viviendas especialmente vulnerables, como el primero y el último. Los primeros suelen ser mucho más fríos y, los últimos, temen al verano porque las temperaturas se disparan. La concienciación de toda la Comunidad de Vecinos hará posible aislar el edificio entero, sin dejar fisuras, y minimizará las desventajas de los pisos más desfavorecidos.